• Síguenos en
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Tendencias

Aprende a congelar alimentos en envase de vidrio

25 de mayo de 2016

 

El vidrio es tan versátil que hasta lo puedes usar como recipiente para congelar alimentos.

Eso sí hay que tener ciertas precauciones porque no puede ser cualquier frasco de vidrio, ya que es necesario que sea bien hermético y saber cuánta comida cabe dentro del envase.

frasco congelado

Te explicamos cómo hacerlo:

  1. Elige el tipo correcto de frasco de vidrio. Lo ideal es que uses los frascos diseñados especialmente para conservas. Los de boca ancha son los mejores.
  1. Usa las tapas correspondientes al frasco de vidrio que estás usando. Estas vienen a menudo en dos partes, la tapa y la rosca (también vienen como una sola tapa), y están fabricadas especialmente para expandirse o contraerse dependiendo de las condiciones ambientales. Además cierran herméticamente, lo que protegerá a los alimentos del daño que puede causar el frío.
  1. Lava y seca muy bien el frasco de vidrio antes de llenarlo.
  1. No los llenes hasta el borde. Deja un espacio de 1,25 cm. para frutas y vegetales que no contienen líquido o azúcar agregados.
    Para sopas y otros tipos de alimentos líquidos, deja 1, 25 cm. cuando uses un frasco de medio litro, y deja 2, 5 cm. para frascos de 1 litro.
    Es importante dejar este espacio, ya que permite que el alimento se expanda cuando se congela y evita que el frasco se rompa y que el alimento haga presión sobre la tapa.
  1. Revuelve el contenido del frasco de vidrio usando una cuchara o una espátula antes de sellarlo. Esto liberará las burbujas de aire y ayudará a reducir la expansión del alimento.
  1. Limpia la boca del frasco. Cualquier resto de alimento que quede en ella puede evitar el correcto sellado.
  2. Coloca la tapa sobre el frasco y luego séllala con la rosca. Inclina ligeramente el frasco para asegurarte de que esté bien cerrado y que el alimento no se derrame.

 

¡Elige vidrio, es una buena idea!