• Síguenos en
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Tendencias

Pizza en frasco

07 de agosto de 2019

 

Una preparación, para ser el centro de atención en cualquier reunión con amigos o familia

Nos encontramos con una original preparación, y quisimos compartirla con ustedes ¿Noche de películas? ¿Invitados? ¡Pizza en frasco de vidrio para todos!

¿Qué necesitas?

Para la salsa de tomate

  • 2 kg de tomates frescos
  • Una (1) cucharada y media de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo picados
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cebolla finamente picada
  • 1 hoja de laurel (opcional)
  • Hojas frescas de albahaca (opcional)
  • Hojuelas de pimiento rojo (opcional)

Para la masa

  • 5 tazas de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • ¼ de taza de aceite de oliva
  • 2 ¼ tazas de agua tibia
  • 2 paquetes de levadura activa
  • 1 cucharada de sal
  • Harina para todo uso (para extender la masa)

Para coberturas de pizza

  • Cualquier variedad de verduras (cebollas, pimientos y champiñones)
  • Queso (preferiblemente mozzarella)
  • Hojas frescas de albahaca
  • Pepperoni
  • Salchicha italiana picante

(Para la cobertura, puede colocar lo que desee. Estas son sólo sugerencias)

Preparación

Para la salsa

  1. Quita la piel del tomate. Recomendación: Corta una X en el fondo de cada tomate, colócalo en agua hirviendo durante unos 10 segundos y luego transfiérelo inmediatamente a un recipiente con agua helada (para evitar que se cocine). La piel se despegará inmediatamente.
  2. Una vez que haya hervido, enfriado y pelado los tomates, deshágase de las semillas.
  3. Ahora empieza a cocinar la salsa. Comience cocinando el aceite de oliva, las cebollas, el ajo y las hojuelas de pimiento rojo a fuego medio, hasta que las cebollas estén translúcidas.
  4. Agregue albahaca unos minutos a la cocción.
  5. Agrega el tomate picado.
  6. Reduzca a fuego medio-bajo después de unos 10-15 minutos de cocción de los tomates.
  7. Dejar durante unas horas para cocinar y descomponer hasta que tome consistencia de salsa
  8. Revuelva ocasionalmente para liberar más humedad de la salsa y ayudarla a espesar, hasta que considere que la textura es adecuada.

Para la masa

  1. Caliente una olla pequeña de agua a fuego lento. Vierte las 2 ¼ tazas en un tazón grande. Use un termómetro para cocinar o dulces para medir cuando la temperatura ha bajado a aproximadamente 110 °, más o menos. Luego agrega tu levadura.
  2. Debería hacer espuma un poco. Si no lo hace, esto significa que la levadura no está activa.
  3. Después de unos 5 minutos, la levadura habrá espumado un poco. Agregue su aceite de oliva, sal, harina de trigo y azúcar. Agregue la sal al final. La sal puede afectar a la levadura, por lo que primero debe entrar en contacto con los otros ingredientes.
  4. Mezcle, luego amase durante unos 9 minutos sobre una superficie ligeramente espolvoreada con harina para todo uso. Tenga cuidado de no amasar demasiado o la masa se volverá dura y masticable.
  5. Forma una bola y colócala en un recipiente ligeramente cubierto con aceite de oliva. Cubra con una envoltura de plástico y deje en un lugar cálido durante 2 horas.
  6. Coloque el tazón en el refrigerador durante la noche y deje que se caliente a temperatura ambiente antes de trabajarlo.

(Como la salsa y la masa tardan en prepararse, es preferible hacer todos estos pasos el día antes de la preparación final)

Montaje

  1. Básicamente, todo lo que harás es colocar los ingredientes de tu pizza en el frasco. Eso sí, de agregar una interna de masa de pizza, debes hornearla previamente antes del montaje (esto porque no tomará la consistencia deseada, al no tener contacto con el aire dentro del horno).
  2. Ya al tener estas capas listas, colócale el resto de ingredientes, salsa de tomate, salchichas, queso, y llevarlo al horno a unos 190º grados durante unos 15-20 minutos (importante evaluar con un primer frasco, ya que todos los hornos no son iguales y cada uno puede calentar y procesar de cierta manera. Una vez tomado el ritmo, hornee el resto). Recomendamos, que al llevar estos frascos al horno, lo mejor es sumergirlos en una fuente para hornear profunda que esté llena de agua.
  3. Servir inmediatamente.