• Síguenos en
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Tendencias

Salsa de tomate en conserva: receta casera para una comida saludable

10 de marzo de 2016

 

En un lindo frasco de vidrio, no sólo mantienes su sabor sino que decoras tu cocina

salsa de tomate2

Se está acabando el verano, y con él, lamentablemente la temporada de tomates tipo pera o pomarola, ideales para hacer ricas salsas de tomate casera, porque tienen más carne y menos semillas.

Por esto, te proponemos hacer salsa de tomate en conserva, de forma que puedas seguir disfrutando de su rico sabor casero durante todo el año, junto con añadir un elemento decorador a tu cocina, con los lindos frascos de vidrio en que se guardan.

Ingredientes

1 kilo de tomates pomarola o pera

1 cebolla

3 dientes de ajo (opcional)

½ Pimentón verde

½ Pimentón amarillo

Sal

Azúcar

Otros condimentos a gusto, como orégano, pimienta y/o laurel

Aceite de Oliva o de Maravilla extra virgen, según sea tu gusto

Instrucciones

  1. Pica la cebolla y los pimentones en cubitos finos
  2. En una olla o sartén grande calienta el aceite escogido y agrégale la cebolla y los pimentones. Déjalos sofreírse a fuego lento, revisando que no se queme la cebolla.
  3. Pela los ajos y machácalo con la mano, porque es para darle sabor a la salsa, e incorpóralos a la sartén.
  4. Cuando la cebolla esté transparente, agrégale los tomates previamente pelados y picados, sin semillas.
  5. Agrégale la sal a gusto y el resto de los condimentos que quieras.
  6. Deja que todo se incorpore y se vaya reduciendo lentamente, revolviendo de vez en cuando, por lo menos 40 minutos, a fuego lento.
  7. Pasado el tiempo, saca las cabezas de ajo y prueba la salsa. Si está muy ácida, agrégale un poco de azúcar para compensar los sabores.
  8. Una vez que esté lista, pásala por el pasapuré para darle la textura de salsa. Si no tienes, puedes triturarla con la miniprimer o la procesadora y luego la pasas por un colador.
  9. Viértela en los frascos de vidrio previamente lavados, dejando un dedo de aire.
  10. Por último, vierte aceite de oliva hasta el borde del frasco, para conservar la salsa en perfectas condiciones. Luego tápala y ya está lista tu salsa de tomates en conserva.